Seleccionar página

Ventajas de colocar premarco

  1. Delimita el vano: a fines prácticos el premarco actúa de regla, logrando una escuadra perfecta en cada vano.
  2. No hay que protegerlo: permite trabajar en paralelo con el avance de la obra ya que se coloca en aluminio natural y sin ningún tratamiento de pintado ni de anodizado.
  3. Facilita la colocación del cerramiento: permite saber de antemano las medidas exactas de las carpinterías de la obra para que no haya sorpresas y garantiza las condiciones de hermeticidad y estanquidad del cerramiento.
  4. Permite llevar las aberturas al final de la obra: esto es importante para el cuidado de las carpinterías ya que se las puede colocar hasta incluso después de que entren los pintores en la obra.
  5. Permite el recambio o reciclado de carpinterías sin obra: En una obra con premarco de aluminio si uno decidiera cambiar las ventanas, lo único que tiene que hacer es destornillarlas y atornillar las nuevas.
    Si no hay premarco, para cambiar la carpintería hay que desamurar el marco rompiendo la pared y por consiguiente se necesitaría un trabajo de albañilería para volver a colocar una ventana nueva.